dimarts, 3 de juliol de 2007

PuLP FiCTioN

Sin duda, uno de los mejores guiones de la historia del cine. Una estructura en forma de rompecabezas, episódica y algo desordenada (sin que ello sea por descuido del director), pero al fin y al cabo ahí reside su gracia. Los diálogos, sublimes y llenos de humor negro, consiguieron romper con lo establecido en el cine contemporáneo. Dirigida por Quentin Tarantino, Pulp Fiction contiene un guión plagado de referencias a la cultura popular, que consigue rediseñar la frontera entre la risa y la violencia o, mejor dicho, el baño de sangre. En el desarrollo del film, destacar que, si anteriormente un asesinato sucedía por algún motivo, en el caso de Pulp Fiction, en muchas ocasiones, sucede por accidente buscando, quizás de ese modo, cruzar esa frontera de la que hablábamos. La película podría enmarcarse también en la teoría del autor ya que, en el caso de Tarantino, como decía Bazin, postula “su permanencia e incluso su progreso desde una obra a la siguiente”. Si bien, para muchos, Pulp Fiction es la mejor película de Quentin Tarantino, si es cierto que éste se ha comportado como un “autor” en el resto de sus películas (incluso las anteriores), siendo fiel al cine negro y a algunas referencias de películas anteriores, de géneros, a veces, bastante distintos a los de sus películas. Por lo tanto, podríamos decir que en las películas de Tarantino, el director busca también al espectador, por lo que se puede aplicar también al film la “teoría del espectador”. El caso de Pulp Fiction no es menos ya que, por ejemplo, el discurso bíblico de Jules (Samuel L. Jackson) fue plagiado de Karate Kiba, un film de karatekas de 1976. Y no es un hecho aislado, ya que en la mayoría de sus películas, Tarantino se marca distintos guiños, sólo aptos para los espectadores más selectos. Es el caso de la escena de los 88 maníacos de Kill Bill Vol.1, por ejemplo. Pero los homenajes y citas a iconos de la cultura americana aparecen sin cesar en Pulp Fiction. Además del discurso de Jules, tenemos a la pareja Lewis/Martin o el rock de los 50. Todo ello acompañado por una más que exquisita banda sonora, repleta de grandes canciones interpretadas por ilustres músicos del pasado, como Dick Dale, Al Green, Kool & The Gang, Dusty Springfield, Chuck Berry o otros más contemporáneos como Urge Overkill, que versiona un clásico de Neil Diamond (Girl, You’ll Be A Woman Soon).


--> situada en el número 3 d mi ránking de mejores películas de la historia del cine, trabajo realizado para la asignatura "Teorías del cine"